En la despedida de “Licha” López, Racing le ganó a Godoy Cruz y clasificó a la Copa Sudamericana

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Todas las miradas estaban puestas en Lisandro López y el que se llevó el partido fue el menos pensado. Javier Correa, quien había comenzado en el partido en el banco y entró por Licha, metió un doblete y puso al club en la Copa Sudamericana del año que viene. Sufriendo a lo Racing, y muchas veces siendo sometido, la Academia le ganó 2-1 a Godoy Cruz y al menos logró el último objetivo que tenía en un pobre 2021. Fue una tarde cargada de emociones, por supuesto, y también sirvió para que Fernando Gago se sacara un peso de encima.

Racing sufrió para meterse en la Copa Sudamericana porque tuvo muchos problemas defensivos. Fue un equipo que defendió con la última línea bien alta, pero que no presionó en el mediocampo y le regaló a los volante del Tomba, especialmente a Acevedo, mucho tiempo para decidir. Encima los laterales, especialmente Prado, tuvieron muchísimos problemas en el mano a mano y Racing fue un equipo con mandíbula de cristal. Lo del juvenil uruguayo fue tan pobre que Gago lo sacó y hasta cambió el esquema, metiendo a Orban y Galván para reforzar una zona que estaba llena de problemas. Pero fue Correa, el tantas veces criticado Correa, quien se convirtió en héroe.

Correa entró por Licha y le dio a Racing el pase a la Copa Sudamericana

Justo el delantero, quien había reemplazado al lesionado Licha López, metió su primer doblete en Racing y hasta terminó en un llanto emocionado. Primero aprovechó un error de la última línea de Godoy Cruz para fusilar a Ramírez y después, al minuto del segundo tiempo, definió cruzado para poner otra vez en ventaja a Racing, que así entró en la Copa Sudamericana. Sufriendo y sin margen, porque Unión y Argentinos ganaban y obligaban al equipo de Gago a hacer lo propio. Pero se logró y Racing volverá a jugar otro año más una competencia internacional. No es poca cosa a sabiendas de lo mala que fue la temporada.

Licha López y un adiós que emocionó a todo Racing

Se fue un ídolo: Licha López jugó su último partido con la camiseta de Racing y la emoción envolvió al Cilindro en una tarde muy especial. Por un momento, el mal momento del equipo y la incertidumbre por la clasificación a la Copa Sudamericana quedaron de lado. Todo se centró en él.

Fue un partido con enorme contenido sentimental para el mundo Racing, a tal punto que Licha López apenas aguantó 16 minutos dentro del campo de juego. Una molestia en el aductor izquierdo minutos antes lo obligó a dejar el campo de juego, pero le permitió disfrutar de una ovación gigante de parte de todo el Cilindro. Hasta el árbitro le dio un conmovedor abrazo para felicitarlo por el enorme legado que dejó con la camiseta de la Academia. Saludado por sus compañeros y al grito de un estruendoso “Lisaaaandro, Lisaaaandro” por parte de toda la cancha, dejó el terreno de juego entre lágrimas y golpeándose el corazón en retribución a tanto cariño de los hinchas. Pero esto no terminó ahí.

Como ya nos tiene acostumbrados, Licha López vivió a full desde el banco de suplentes de Racing (tremendo abrazo con Cvitanich) y vibró ante cada acción. De hecho, en su primer tanto, Javier Correa se llevó el dedo a la sien y gritó con furia el gol para luego ir corriendo a los brazos de Lisandro, quien fue nuevamente saludado afectuosamente por todos sus compañeros. Hasta allí, una tarde casi redonda, más allá del percance físico del capitán. Sin embargo, Godoy Cruz reaccionó de inmediato y el festejo quedó algo atragantado. Con el golazo de Correa para sentenciar la victoria llegó el alivio para Lisandro, quien terminado el partido nuevamente recibió el amor de los hinchas. Los fanáticos desplegaron una hermosa bandera con la figura del delantero haciendo su típico gesto a la hora de festejar un gol. Y otra vez el llanto, la emoción y un sentimiento generalizado: gratitud hacia uno de los máximos ídolos contemporáneos. Ya te empezamos a extrañar, Licha.

Licha López y una declaración fiel a su estilo tras Racing – Godoy Cruz

Licha López habló en el campo de juego y volvió a reiterar su enorme agradecimiento con todo Racing. “Agradecimiento eterno a los hinchas de Racing, siempre traté de devolvérselos dentro de la cancha. También les agradezco a todos los que trabajan acá por el cariño, eso es lo que más me llena. Agradecido eternamente”, contó Lisandro.

Consultado por lo que significó Racing en su vida, eligió también recordar a quien lo descubrió cuando era un adolescente. El hombre que lo trajo por primera vez a la Academia. “Le mando un gran abrazo a Miguel Mico que me trajo acá, confió en mi y me hizo conocer este mundo maravilloso que es Racing. Va a estar en mi corazón siempre“.

Por último, aclaró su molestia física y dejó en claro que la venía arrastrando en la semana. “Tuve una sobrecarga en el aductor en la semana, estaba bastante limitado. Estaba para jugar pero en una de las primeras jugadas sentí dolor y tuve que salir. Pero tenía que estar”.

Info: Racing de Alma

Pablo Colnaghi

Pablo Colnaghi

Periodista desde 1997. Investigador y redactor de noticias para MiAvellaneda.

Deja tu comentario