Polémica en Avellaneda por la compra de un terreno que será “permutado” a un vecino

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Durante la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Avellaneda desarrollada el jueves, se aprobó por mayoría la facultad del Ejecutivo para la compra de una propiedad ubicada en Sarandí en medio de una breve jornada pero que no careció de polémicas.

La ordenanza, que no fue acompañada por la oposición, fue valorada por la concejala del Frente de Todos Maía Lata, que en diálogo con DiarioConurbano.com explicó que “en Dock Sud hay un complejo de viviendas que se busca ampliar” y para ello sería la adquisición del inmueble.

“Para eso se buscan terrenos linderos y para no desdoblar ese complejo, se consiguió un terreno donde el vecino estaría dispuesto a permutar el que tiene en Dock Sud por el que se compró en Sarandií”, aclaró la candidata a renovar su banca que agregó: “Mientras nosotros priorizamos al vecino, ellos prefieren darle más beneficios a empresas extranjera como hizo el gobierno de Mauricio Macri”.

Es que el proyecto recibió críticas del bloque de Juntos por el Cambio, que rechazó la ordenanza. “Son procesos que no son muy transparentes ni tampoco se ven claros los objetivos”, cuestionó el concejal opositor Fernando Landaburu.

En declaraciones a este medio, el dirigente radical recordó que durante la jornada anterior se había debatido una medida similar. “La vez pasada ellos quisieron plantear que decíamos que no podía venir gente a vivir al centro de Avellaneda, pero en realidad lo que decíamos es que el municipio estaba comprando un terreno para regalarselo al plan Procrear”, señaló.

Landaburu hacía referencia a la cesión gratuita a Nación de un terreno ubicado sobre avenida Belgrano y Alsina que sería destinado al plan nacional. En el caso de lo aprobado el jueves, consiste en una vivienda ubicada en la manzana 51, parcela 10, ubicada en la localidad de Sarandí.

“Estamos comprando un terreno con recursos de los vecinos de Avellaneda para cederlo a un programa nacional donde no sabemos ni siquiera si los que van a ocupar esas viviendas son vecinos de Avellaneda”, criticó.

Además, siguió en esa línea y aseguró que “no está acreditado que esas tierras no estén contaminadas”. “Se compraron unas tierras para darles a unas personas que serán sacadas de Dock Sud para que los de ahí se utilicen otras viviendas, pero ni siquiera están terminados los estudios de Acumar en un lugar donde hubo curtiembres”, sostuvo.

“Son todos procedimientos con valuaciones que no son oficiales y lo único que encontramos en el expediente son tasaciones de inmobiliarias de la zona, pero falta documentación”, remarcó. “La municipalidad de se transformó en una inmobiliaria con expedientes muy poco claros”, añadió.

Por otra parte, se condonó la deuda y se eximió del pago de tasas de servicios generales al inmueble que forma parte del Centro de Estudios Políticos y Sociales La Múgica. De la misma forma se realizó con el centro de jubilados y pensionados de Plaza General Belgrano.

En paralelo se acompañó de forma unánime la declaración de interés municipal el evento “Barrileteada por la Neurodiversidad”, que se llevará a cabo el 31 de octubre, desde las 15, en AREA X, ubicada en Vélez Sarsfield y Colón.

Info: Diario Conurbano

Pablo Colnaghi

Pablo Colnaghi

Periodista desde 1997. Investigador y redactor de noticias para MiAvellaneda.

Deja tu comentario